Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

Sociología

Rapsodia en el agua (Uttara Gangopadhyay)

RAPSODIA EN EL AGUA

Uttara Gangopadhya

 

 

El ruido ensordecedor, la gente animando, botes de multitud de formas y tamaños, los músicos y la canción de los remeros, todo suma para convertir las carreras de botes de Kerala en un espectáculo que no se puede perder. Julio marca el inicio de la temporada de carreras que continua hasta Onam, que puede llegar a caer en agosto-septiembre. En los últimos años, esta única extravagancia cultural incluso ha contado con participantes del extranjero.

Alappuzha, una ciudad caracterizada por rías serpenteantes, montones de cocoteros colgados de los bancos de las mismas y un estilo de vida adaptado al paisaje acuático, es donde cada año se disputa una de las carreras más importantes, el Nehru Trophy Boat Race, el segundo sábado de agosto. La génesis de la carrera de botes Nehru Trophy se remonta a 1952 cuando se celebró una carrera de botes en honor al primer ministro de entonces, Jawaharlal Nehru. Impresionado por el espectáculo, instituyó un trofeo que era una reproducción en plata de un bote serpiente montada sobre un ábaco de madera. En la actualidad, numerosos equipos compiten para ganar el deseado trofeo, que se conoce como el trofeo Nehru.

Las carreras de botes en Kerala datan de cientos de años en el pasado cuando la región formaba parte del estado real de Travancore. Con sus muchos ríos y canales, no es de sorprender que la gente haya incorporado el paisaje acuático a sus vidas diarias y a sus festivales. La red de canales requiere el uso de diferentes tipos de botes— desde botes cocina a botes de carga y botes de placer hasta el magnífico chundan o bote serpiente. Días antes de una carrera importante, un espíritu carnavalesco se apodera de la gente de las ciudades y pueblos cercanos. Se trabaja para colocar los bloques de salida y llegada, y los organizadores trabajan a tiempo extra para dar los últimos toques a los decorados y montar podios temporales de bambú en rincones estratégicos. Para los participantes (tanto hombres como mujeres) los preparativos comienzan mucho antes. Aparte de los participantes, están los cantantes vanchipattu, quienes ayudan a los remeros a mantener el ritmo con sus canciones y golpeteos. Los botes pueden llegar a tener una longitud de 50 metros y acomodar alrededor de 100 personas. La proa del bote se curva como el capuchón de una serpiente y de ahí el nombre, bote serpiente.

   Muchas organizaciones culturales ponen decoraciones y representaciones culturales a bordo de botes decorados a lo grande. Mientras la decoración es motivo de diversión, los botes participantes concentran toda la atención. Para el momento en que se inician las carreras de clasificación, la multitud ya está completamente arrebatada. La animación continúa infatigablemente con el vencedor de la carrera de botes serpiente siendo saludado entre vítores.

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.