Instituto de Indología

Un espacio exclusivo para la difusión de la cultura milenaria de la India

esenfrdeitptru

Filosofía

Aforismos (Vivekananda)

AFORISMOS

Vivekananda

 

 

A la única Existencia, única Realidad, única sustancia, se le llama en sánscrito Brahmán; en Occidente se le llama Dios; en terminología filosófica, el Absoluto; y las Upanishads le llaman Aquello, porque no le cuadra nombre alguno.

*        *        *

Dios es el Creador y lo creado. Es el universo. ¿Cómo es posible que Dios, puro espíritu, se haya convertido en el universo? Se ha de tener en cuenta que lo que las gentes ignorantes llaman el universo, y cuanto vemos en nuestro derredor y también nuestros cuerpos no tienen existencia real, pues no hay más que una sola y absoluta existencia, la del infinito Ser; y en ella soñamos todos nuestros sueños.

*        *        *

El universo sólo tiene una Alma que no nace ni muere ni reencarna; así el alma humana esencialmente una con Dios, el alma del universo, es eterna.

*        *        *

Trabajar no es religión, pero la obra hecha rectamente lleva a la libertad. En realidad toda compasión es tinieblas, porque ¿a quién compadecer? ¿Podéis compadecer a Dios? ¿Y existe acaso algo más? Dad gracias a Dios por haberos dado este mundo como un gimnasio moral para ayudar a vuestro desenvolvimiento, pero nunca imaginéis que podéis ayudar al mundo. Estad agradecidos a aquél que os maldice, porque os da un espejo para que veáis lo que la maldición es y también una oportunidad para refrenaros; así, bendecidle y quedad contentos. Sin ejercicio no puede surgir el poder, sin espejo no podemos vernos a nosotros mismos.

*        *        *

El primer signo de que te estás volviendo religioso es que te has vuelto alegre. Cuando un hombre es cabizbajo, puede ser por dispepsia, pero esto no es religión.

*        *        *

Si el alma humana ha surgido del seno de Dios debe ser de la misma naturaleza de Dios y de aquí la identidad esencial de todas las almas y su omnisciencia y omnipresencia, aunque éstos que pudiéramos llamar atributos por falta de mejor palabra para expresar la idea, están latentes, inmanifestados en el alma, hasta que llegan a la plena manifestación.

*        *        *

En consecuencia, los pensadores apartaron la atención del macrocosmos y la pusieron en el microcosmos, la abstrajeron de lo externo y la concentraron en lo interno. No hay problema cuya solución tan de cerca interese al hombre como la de su verdadera naturaleza; y en toda época y país, sabios y reyes, ricos y pobres, justos y pecadores se preguntaron unos a otros si había o no, de haber algo permanente en esta transitoria vida, algo que no muriese al morir el cuerpo.

*        *        *

En todos los seres y en todas las cosas reside el atman, el puro y siempre bienaventurado Ser, sin sexo ni forma ni nombre, porque la forma, el nombre y el cuerpo son materiales y determinan la diferenciación. Si prescindimos de los hombres y de las formas, queda tan sólo la esencia y se unifica el universo.

*        *        *

Dios es el Alma y el universo y las almas individuales son, como si dijéramos, el cuerpo de Dios.

*        *        *

El alma humana, considerada como sustancia espiritual, simple e indivisible, existe desde toda eternidad y nunca cesará de existir.

*        *        *

Nunca nació el alma ni nunca morirá. Es eterna. Es la esencia de toda vida. Los nacimientos y muertes que enumeran las estadísticas demográficas pertenecen al cuerpo y no al alma, porque el alma es omnipresente. Se preguntará cómo puede ser el alma omnipresente, por cuanto si un individuo está en determinado punto no puede estar al propio tiempo en otro punto distinto; pero la omnipresencia a que aludimos se refiere al alma en sí misma y no al alma limitada por las temporáneas condiciones del cuerpo.

*        *        *

Un hombre, contiene en sí un universo. El núcleo del cosmos está en el individuo.

*        *        *

Amar a alguien personalmente es ligadura. Amad a todos por igual y entonces todos vuestros deseos se desvanecerán.

*        *        *

Se un ateísta si quieres, pero no creas en nada a ciegas.

*        *        *

Es un privilegio el que se nos permita ser caritativos, porque sólo así podemos crecer. El pobre sufre para que nosotros seamos los ayudados; él que da debe arrodillarse y dar las gracias para que quien recibe le permita hacerlo. Ved al Señor tras cada uno de los seres y dadle a Él. Cuando cesemos de ver el mal, el mundo deberá terminar para nosotros, ya que el librarnos de tal error es su único objeto. El pensar que existe una imperfección la crea. Sólo los pensamientos de fuerza y perfección pueden curarla. Por mucho que sea el bien que podáis hacer, algún mal habrá en él; pero hacedlo todo sin considerar el resultado personal, dejando todos los resultados al Señor, y entonces ningún bien ni mal os afectará.

*        *        *

La única forma de igualar a las castas es dar a todos la cultura y la educación que hasta ahora ha sido privilegio de las castas altas.

*        *        *

Hace millares de años, Kapila, el padre de la filosofía, demostró que toda destrucción significa el retorno a la causa. Si una mesa u otro objeto material se destruye, sus elementos componentes vuelven al repositorio común de donde vinieron a constituirlo.

*        *        *

La montaña es una aglomeración de granos de arena y en arena se resuelve. El río es vapor de agua condensado y tornará a ser vapor. La planta brota de la semilla y produce en el fruto nueva semilla. La vida humana surge de un germen y retorna al germen. El universo tuvo por embrión la nebulosa y a la nebulosa ha de volver.

*        *        *

La transmutación de los seres y las cosas se efectúa en ciclos o en espiral y no en línea recta, porque en el universo no existe en rigor la línea recta, pues lo que en el mundo tridimensional de relatividad llamamos línea recta no es más que un arco infinitesimal de una circunferencia de un círculo de radio infinito.

*        *        *

Todos los cielos que han existido nunca están aquí y ahora.

*        *        *

 

Hagas lo que hagas, pon toda tu mente en ello. Si cazas, concéntrate en la pieza y no fallarás. Si estudias, piensa sólo en la lección. Esto es lo que se enseña a los niños y niñas en la India.

*        *        *

El mundo está listo para entregar sus secretos si sólo sabemos cómo golpearle, cómo darle el golpe necesario. La intensidad y la fuerza del golpe llegan por la concentración. No hay límite para el poder de la mente humana.

*        *        *

Si en una cadena sin fin se repite una misma serie de eslabones, bastará analizar una sola serie para conocer toda la cadena. De la propia suerte, si en la infinita longitud del tiempo, podemos desglosar una porción y comprenderla, como quiera que las leyes de la Naturaleza rigen igualmente en todos los planos, podrá aplicarse la misma comprensión a toda la cadena del tiempo.

*        *        *

Para encontrarle algún sentido a esa masa de incongruencias que es la vida humana hemos de trascender nuestra razón, pero hemos de hacerlo de forma científica, lentamente, mediante la practica regular y debemos olvidar toda superstición. Hemos de emprender el estudio del estado de la superconsciencia como el de cualquier otra ciencia.

*        *        *

En la Katha Upanishad se describe el mundo como un carro: la mente son las riendas, el intelecto es el auriga, los sentidos son el caballo y los objetos de los sentidos son el camino. El ego es el viajero, sentado en el carro. Si el viajero no posee entendimiento y no consigue que el auriga domine a los caballos, nunca llegará a su destino.

*        *        *

El concepto que en los idiomas europeos expresa la palabra «creación» no tiene equivalente en sánscrito, porque ninguna secta religiosa ni escuela filosófica de la India admite la creación en el sentido de producir algo de nada.

*        *        *

Los hinduistas entienden por creación la proyección o emanación de algo ya existente.

*        *        *

Es una blasfemia pensar que si Jesús no hubiera nacido la humanidad no se habría salvado. Es horrible olvidar de ese modo la divinidad de la naturaleza humana, una divinidad que debe manifestarse. Nunca olvidéis la gloria de la naturaleza humana. Nosotros somos el Dios más grande que ha habido, que hay o que en tiempo alguno habrá. Los Cristos y los Budas son sólo olas en el océano sin límites que Soy Yo. No os inclinéis ante nada a no ser ante vuestro propio Yo superior. Hasta que sepáis que sois ese mismo Dios de dioses, no habrá liberación para vosotros.

*        *        *

Los Cristos y los Budas no son simplemente ocasiones sobre las cuales objetivar nuestros propios poderes internos. En realidad, somos nosotros quienes respondemos a nuestras propias oraciones.

*        *        *

La causa de todas las miserias que nos hacen sufrir es el deseo. Deseas algo y no lo consigues. Sólo produces más deseo.

*        *        *

Yo conozco a alguien a quien el mundo solía llamar loco y ésta era su respuesta: «Amigos míos, el mundo entero es un asilo de lunáticos, algunos están locos por el amor mundano, otros por el nombre, otros por la fama, otros por el dinero, otros por la salvación e ir al cielo. En este enorme asilo de lunáticos yo también estoy loco, estoy loco por Dios. Tú estás loco, yo también. Pero creo que mi locura es, después de todo, la mejor.»

*        *        *

No tiene sentido decir que Dios mora en los cielos y todo eso, pues ésa es una idea antropomórfica meramente humana.

*        *        *

Un instante en el tiempo infinito es tan bueno como cualquier otro instante. Si creéis en un Dios, podéis verle incluso ahora.

*        *        *

Afirman los monistas calificados que Dios es a la par la causa eficiente y material del universo, que es el Creador y el material cuya proyección formó el universo.

*        *        *

Varias veces se me ha preguntado por qué llamo Dios a la suprema Inteligencia involucionada en el universo y respondí que porque no encuentro palabra más apropiada, pues con el nombre de Dios en diversos idiomas se ha dirigido al único y supremo Ser la humanidad en sus dichas y esperanzas, angustias y temores, anhelos y aspiraciones, de suerte que la palabra Dios está estereotipada desde tiempo inmemorial por los sabios que comprendieron su genuina significación aunque el vulgo ignorante la haya adulterado con groseras supersticiones.

*        *        *

Si nos fijamos en la ley de asociación, veremos que la palabra Dios está íntimamente relacionada con las ideas de infinidad, omnisciencia, omnipotencia, bondad, verdad y belleza; que con esta palabra han adorado al Ser infinito millones de almas humanas y la han identificado con todo lo noble y óptimo en la humana naturaleza.

*        *        *

Lo que necesitamos hoy es saber que existe un Dios y que podemos verlo y sentirlo aquí mismo y ahora mismo. Un profesor de Chicago dice: «Cuidad de este mundo que Dios cuidará del mundo futuro.» ¡Qué insensatez! Si somos capaces de cuidar de este mundo ¿para qué necesitamos de un Dios problemático que cuide del otro?

*        *        *

Según el dualista hinduista, los dioses mitológicos no son entidades sino representaciones simbólicas de ciertos cargos o funciones. Por ejemplo, Indra, el rey de los dioses, representa cierto cargo o función, que durante el actual ciclo desempeñará una alma o entidad espiritual lo bastante evolucionada para merecerlo; al fin del ciclo renacerá como hombre y le substituirá en el desempeño del cargo otra alma humana que se haya hecho digna de ello durante el actual ciclo.

*        *        *

Las religiones dualistas han tenido que inventar al demonio para explicar la existencia del mal; pero los hinduistas dicen unánimemente que el hombre tiene la culpa de que exista el mal en el mundo, porque creen en las leyes de la reencarnación y el karma y saben que cada cual es el resultado de sus obras pasadas y que será mañana el resultado de sus obras presentes.

*        *        *

El monista calificado y el monista puro no dicen que el dualismo sea perjudicial, sino que es un punto de vista, un concepto inferior, perfectamente acomodado a la mentalidad de quienes lo aceptan y profesan.

*        *        *

La inmensa mayoría de hinduistas son dualistas, porque su ordinaria mentalidad es incapaz de concebir algo superior al dualismo. También vemos que el cristianismo, el judaísmo y el islamismo son dualistas, y han de serlo en consideración a que el noventa por ciento de la humanidad no concibe las abstracciones y necesita plasmar concretamente las ideas y colocarlas en el nivel mental en que se halla.

*        *        *

Todas las fuerzas de la Naturaleza, la gravitación, la, afinidad, la cohesión, la electricidad, la luz, el magnetismo, el pensamiento y la fuerza nerviosa se resuelven al fin de un universo en la energía primordial, en la prana, que entonces cesa de vibrar y en este estado de inacción permanece hasta que comienza el nuevo ciclo.

*        *        *

Quien sólo ve el movimiento, no ve la absoluta quietud, y quien ve la absoluta quietud no tiene noción del movimiento.

*        *        *

Entre los hindúes encontraréis un concepto nacional: el de la espiritualidad. En ninguna otra religión, en ningún otro libro sagrado del mundo hallaréis tanta energía empleada en definir la idea de Dios.

*        *        *

Háblese de la espiritualidad, la religión, Dios, el alma, el infinito o la libertad espiritual yo os aseguro que el campesino más inculto de la India está mejor informado sobre estos temas que muchos de los que en otras tierras se denominan filósofos.

*        *        *

La renunciación y la espiritualidad son las dos grandes concepciones de la India; y es gracias a que la India se aferra a esas ideas, por lo que sus errores tienen tan poca importancia.

*        *        *

Otro problema se ofrece ahora a nuestro examen. Si el ego humano es de por sí existente, eterno, omnisciente y feliz no puede haber sido creado y mucho menos de la nada sino que debe ser de la misma esencia que el Ser absoluto e increado, pues de la nada no puede salir algo. Si, como afirman los teólogos cristianos que por incomprensión han tergiversado las enseñanzas del fundador de su religión, creara Dios de la nada una alma para que animase a cada cuerpo fisiológicamente nacido, estaría creando sin cesar almas, pues a cada instante nacen en este mundo

Dios es esencialmente la causa material y eficiente del universo. Está involucionado en la célula y vuelve a manifestarse como Dios en el otro extremo de la evolución.

*        *        *

En germen. están todas las posibilidades de una vida futura, y a esta latencia la llamaron involución los antiguos filósofos de la India. Así vemos que toda evolución presupone una involución. Nada puede evolucionar si no está involucionado y latente en lo que evoluciona.

*        *        *

La materia se manifiesta en variedad de modalidades y en diversas formas animadas todas por la misma vida como continua cadena de la que las diversas formas son los eslabones. Tal es la evolución de la forma, de la vida y de la conciencia, que ya de muy antiguo conocieron los primitivos sabios, pero que se renueva a medida que adelanta el conocimiento colectivo de la humanidad.

*        *        *

Sabemos por razonamiento matemático que jamás se altera la suma total de la energía operante en el universo. Nada se crea ni se aniquila. Ni un átomo de materia ni una dina de energía. Por lo tanto, la evolución no puede proceder de la nada sino de una previa involución.

*        *        *

Todas nuestras pasadas acciones fueron realmente buenas porque nos han traído a lo que actualmente somos. ¿A quién hemos de pedir? Yo soy la existencia real y todo lo demás es un sueño excepto yo. Yo soy todo el océano; no llaméis yo a la pequeña ola que habéis formado; sabed que es tan sólo una ola. Satyakama, el amante de la verdad, oía una voz interna que le decía: «Tú eres lo infinito, lo universal está en ti. Contrólate a ti mismo y escucha la voz de tu verdadero Yo.»

*        *        *

En las formas ínfimas de la vida, donde comienza la evolución, está involucionado el espíritu de Dios, que anima a todas las formas y gradualmente se va manifestando a medida que evoluciona la forma hasta manifestarse plenamente en este mundo físico, en la superior forma humana.

*        *        *

Aquel que no tiene fe en sí mismo nunca podrá tener fe en Dios.

*        *        *

Nadie es realmente feliz aquí. Si un hombre es rico y tiene para comer en abundancia, su digestión es mala y no puede comer. Si la digestión de un hombre es buena como la de un cormorán, no tiene nada para poner en su boca. Si es rico, no tiene hijos. Si está hambriento y pobre, tiene todo un regimiento de hijos y no sabe qué hacer con ellos. ¿Por qué es así? Porque la felicidad y el pesar son el anverso y reverso de la misma moneda; quien toma la felicidad debe tomar también el pesar. Todos tenemos esa tonta idea de que podemos tener felicidad sin pesar y se ha posesionado tanto de nosotros que no tenemos control sobre los sentidos.

*        *        *

Desde antiquísimos tiempos hubo y sigue habiendo en la India diversas sectas religiosas; pero como nunca existió una iglesia organizada jerárquicamente con sus dignatarios y jefe supremo que definiera lo que se había de creer y lo que se había de negar, cada cual estuvo en libertad de formular sus creencias y establecer su filosofía, pues en India la filosofía está inseparablemente unida a la religión, de suerte que una escuela filosófica equivale a una secta religiosa.

*        *        *

Quien se considera débil se vuelve débil.

*        *        *

El infinito futuro está ante nosotros y hemos de tener presente que nuestros pensamientos, palabras y obras determinarán según su índole la de nuestro porvenir.

*        *        *

Aquella teoría que no encuentre aplicación práctica en la vida es una acrobacia del pensamiento.

*        *        *

Cuando alguien llora y gime y suplica y demanda auxilio a una entidad celeste, es porque no sabe que ya está en su interior el reino de los cielos.

*        *        *

La primera etapa es la en que el hombre cree en un Dios individual y extracósmico. La segunda es la en que ya ve a Dios inmanente en el universo. La tercera y última etapa es la en que ve a Dios en lo íntimo de su verdadero ser y lo identifica con una sola y única Realidad.

*        *        *

Quienes viven esclavos de la ilusión distinguen entre hombres y mujeres, entre razas y nacionalidades, pero quien ha vencido la ilusión sólo ve en el ser humano la manifestación de Dios.

*        *        *

Corta el árbol baniano del deseo con el hacha del desinterés y se desvanecerá enteramente. Todo es ilusión. Aquél que se ha despojado de los pesimismos y las ilusiones, que ha conquistado los males de la asociación, sólo él es libre.

*        *        *

Cuando juzgamos a otros lo hacemos desde nuestros propios ideales. No debería ser así. Cada uno debe ser juzgado de acuerdo con su ideal y no por los de algún otro.

*        *        *

Ni la materia se puede aniquilar ni la energía deja de existir. Van transmutándose en diversas modalidades hasta que retornan a la fuente de la que procedieron.

*        *        *

Lo que llamamos instinto en el hombre y en los animales es, por lo tanto, el resultado de pasadas experiencias.

*        *        *

Cada quien es responsable de lo que le sucede y tiene el poder de decidir lo que quiere ser. Lo que eres hoy día es el resultado de tus actos pasados. Lo que serás mañana es el resultado de tus actos de hoy.

*        *        *

Según la reencarnación, indisolublemente ligada con la ley de causa y efecto pues una no puede regir sin la otra, cada cual es hijo de sus obras y artífice de su propia ventura o desventura, sin que haya de culpar a nadie de lo que le suceda. Cada cual cosecha lo que siembra.

*        *        *

Cuando el viento sopla, las naves veleras que despliegan sus velas reciben el favorable impulso del viento; pero las que no las despliegan no pueden recibirlo. ¿Tiene la culpa el viento? Tampoco es culpa de Dios que unos sean dichosos y otros desgraciados en este mundo, pues cada cual por sus obras es el autor de su dicha o de su infortunio.

*        *        *

Las almas están limitadas; no son omnipresentes. Cuando llegan a la manifestación de todos sus poderes ya no han de reencarnar, ya no hay para ellas nacimiento ni muerte y viven eternamente con Dios.

*        *        *

Manifiesta la divinidad que hay en tu interior y todo se acomodará armoniosamente alrededor.

*        *        *

El infinito poder, existencia y dicha son nuestros, no tenemos que conseguirlos, nos pertenecen; sólo tenemos que manifestarlos.

*        *        *

Los grandes profetas que luchan han de ser menos perfectos que los que viven una vida de santidad silenciosa pensando grandes pensamientos y ayudando de ese modo al mundo. Esos hombres, al morir unos tras otros, producen como resultado final el hombre poderoso que predica.

*        *        *

Refugiaos en algún ser que ya haya roto sus ligaduras y con el tiempo él os hará libres mediante su gracia. Más elevado aún es tomar refugio en el Señor (Isvara), pero es lo más difícil; sólo se puede hallar uno en cada siglo que lo haya hecho de verdad. Nada sintáis, nada sepáis, nada hagáis, nada tengáis; dadlo todo al Señor y exclamad de todo corazón: «Hágase tu voluntad». Este cautiverio es sólo un sueño nuestro. Despertad y dejadlo ir. Refugiaos en Dios, únicamente así podréis cruzar el desierto de Maya. ¡Suelta la soga, sanyasin valiente, di: «Om tat sat om»!

*        *        *

La primera objeción levantada contra la teoría dualista es cómo se armoniza con la justicia y la misericordia y la infinita bondad de Dios la existencia de tantos males en el mundo.

*        *        *

El hombre y sólo el hombre es el autor de los males del mundo y así como vemos que de las malas acciones deriva el mal, cabe inferir que el mal existente es producto de las malas acciones pasadas. Según esta teoría, sólo el hombre y no Dios es el responsable del mal. Nosotros cosechamos lo que sembramos.

*        *        *

Ninguna fuerza desaparece, ninguna materia se aniquila. ¿Qué pasa con ella? Va cambiando y cambiando hasta que regresa a la fuente de donde surgió.

*        *        *

Al hombre que arroja sobre sí los velos de la ilusión del mal le parecerá este mundo un horrible lugar; al que ama y goza de los placeres de los sentidos le parecerá un cielo; mas el hombre perfecto lo identificará con su propio ser.

*        *        *

Al leer en el libro de la Naturaleza damos vuelta a las páginas y se suceden con ellas los sueños de vida.

*        *        *

Cuando se confunde una cuerda enroscada con una culebra, se ve la culebra y no la cuerda; pero en cuanto se desvanece la ilusión, se ve la cuerda y no la culebra. Por lo tanto, no hay más que una sola Existencia que todo lo abarca y se nos aparece múltiple.

*        *        *

La ilusión crea la ilusión. La ilusión se crea por sí misma y a sí misma se destruye: así es maya. Todo cuanto llamamos conocimiento, como está basado en maya, constituye un círculo vicioso y con el tiempo ese mismo conocimiento se destruye a sí mismo. Soltad la soga; la ilusión no atañe al atman. Cuando nos mantenemos asidos de la soga nos identificamos con maya, ésta tiene poder sobre nosotros. Abandonadla, sed sólo el testigo y podréis entonces admirar sin molestias el panorama del universo.

*        *        *

¿Cómo conocer al conocedor? No se le puede conocer. ¿Cómo ver a nuestro verdadero Ser? Sólo por introversión, por reflejo sobre Sí mismo.

*        *        *

Debe haber meditación. La meditación es lo esencial. ¡Medita! La meditación es lo más grande. Es el mayor acercamiento a la vida espiritual. Es el momento de nuestra vida diaria en el cual no somos materiales, el alma pensando en sí misma, libre de toda materia.

*        *        *

La mayoría de nosotros convertimos a nuestras mentes en criaturas mal criadas, permitiéndoles hacer lo que se les antoja.

*        *        *

Sabemos cuán pocos hay en el mundo capaces de comprender y aceptar el monismo y muchos menos los que una vez comprendido intelectualmente se resuelven a practicarlo. Sin embargo, estoy convencido de que el monismo entraña toda la ética, toda la moral, toda la justicia y toda la bondad y espiritualidad del mundo de los hombres.

*        *        *

En los tiempos presentes Dios debería ser adorado como Madre, la Energía Infinita. Eso conduciría a la pureza y traería como consecuencia una tremenda energía aquí en América. Tenemos que llegar a ser vedantistas y vivir ese gran pensamiento. En la India esas ideas fueron expuestas por seres como Buddha, Shankara y otros, pero las masas no pudieron retenerlas. El nuevo ciclo debe ver a las masa viviendo el Vedanta y eso tendrá que ocurrir mediante la mujer.

*        *        *

La suma de existencias a que llamamos Naturaleza ha influido en la mente humana desde tiempo inmemorial y la reacción se ha manifestado en la pregunta: «¿Qué es todo esto y de dónde provino?» En los Vedas, la más antigua escritura del mundo, encontramos la misma pregunta.

*        *        *

La vida social en Occidente es como una carcajada; pero por dentro es un gemido. La carcajada acaba en un sollozo. La animación y la frivolidad están solamente en la superficie. En realidad, el alma de Occidente está ocupada por una tragedia intensa.

*        *        *

Europa se enorgullece de su organización y eficiencia práctica y científica. Estoy esperando a que su organización sea perfecta; entonces, un niño la destruirá

*        *        *

El herir a otros crea ligaduras y oculta la verdad. Las virtudes negativas no son suficientes; tenemos que conquistar a maya y entonces ella nos seguirá. Sólo merecemos las cosas cuando han dejado de ligarnos. Cuando las ligaduras cesan real y verdaderamente, todas las cosas vienen a nosotros. Únicamente aquellos que nada necesitan son dueños de la naturaleza.

*        *        *

En Occidente tratan de resolver el problema del máximo que puede poseer un hombre, en tanto que en Oriente procuramos resolver el del mínimo suficiente para vivir.

*        *        *

La vida es corta, las vanidades del mundo son transitorias y sólo viven los que viven para los demás. El resto están más muertos que vivos.

*        *        *

Después de tanta ascesis he sabido que la verdad más alta es ésta: Dios está presente en todos los seres. Todos ellos son formas múltiples suyas.

*        *        *

Cada ser individual es potencialmente Divino. La meta es manifestar esa Divinidad interior controlando la naturaleza externa e interna. Haz esto ya sea por el trabajo, la adoración, el control psíquico o la filosofía; sigue uno o varios o todos estos senderos y sé libre. Esto es lo que constituye la religión. Las doctrinas, dogmas, rituales, libros, templos o imágenes son sólo detalles secundarios.

*        *        *

Vemos que todas las modalidades de la energía cósmica son las diversas manifestaciones del supremo y absoluto Dios. Todo cuanto en el universo existe emanó o mejor diríamos fue proyectado por Dios y es de su misma esencia.

*        *        *

El Dios viviente está dentro de ti.

*        *        *

Dirijo mi atención al individuo para hacerlo fuerte, para enseñarle que él mismo es Divino, y llamo a los hombres para hacerlos conscientes de esta Divinidad interior. Ese es realmente el ideal consciente o inconsciente de toda religión.

*        *        *

Cuando las olas se han aquietado y el agua está en calma, entonces se refleja la luz y se puede vislumbrar el fondo.

*        *        *

El pensamiento es la fuerza propulsora en nosotros. Llena tu mente con los más elevados pensamientos, óyelos día tras día, piénsalos mes tras mes. Nunca te importen los fracasos: son naturales. Estos fracasos son la belleza de la vida.

*        *        *

Es un insulto ofrecerles religión a los hambrientos.

*        *        *

Hay quienes, encastillados en los prejuicios dogmáticos de un tergiversado exoterismo religioso, afirman apriorísticamente que la reencarnación es imposible; y, sin embargo, admiten la notoria imposibilidad de la creación de las almas de la nada y la inmortalidad de estas mismas almas en una vida ultraterrena sin fin. Evidentemente, si algo pudiera salir de la nada, a la nada habría de volver; pero el alma humana no salió de la nada ni ha de volver a la nada.

*        *        *

El cuerpo sutil no perece con el físico sino que sirve de instrumento al ego en la vida ultraterrena, pero también se desintegra al término de esta otra vida, cuando el ego ha de reencarnar en un nuevo cuerpo físico y renacer en este mundo con un nuevo cuerpo sutil, según la ley de causalidad.

*        *        *

La verdad de la reencarnación no sólo no tiene nada de espeluznante sino que es esencial para el bienestar moral de la humanidad. Es la única conclusión lógica a que puede llegar todo pensador reflexivo. Si hemos de existir eternamente después de esta vida, forzoso es que hayamos existido también eternamente antes de esta vida.

*        *        *

Ninguna otra teoría como la de reencarnación explica racionalmente las profundas diferencias que se observan entre las aptitudes y posibilidades de los seres humanos para adquirir conocimiento.

*        *        *

Hoy día son numerosas las sectas religiosas de la India y cada año aparecen otras nuevas, como si fuese inagotable la actividad religiosa de la nación.

*        *        *

La religión no está en los libros, las teorías ni los dogmas; no se halla en las charlas, ni en el razonamiento. Es ser y transformarse.

*        *        *

No creo en un dios o una religión que no pueda enjugar las lágrimas de la viuda o poner pan en la boca del huérfano.

*        *        *

Si alguien sueña con la perduración de su religión y la desaparición de la demás, compadezco a esa persona desde el fondo de mi corazón.

*        *        *

Forjó el hombre en su imaginación dioses representativos de cuanto sin comprender la causa veía en el mundo exterior; y así hubo dios de las aguas, de los vientos, de los mares, de los ríos, de las montañas, de la tierra y del cielo, del sol y de la luna, de suerte que todas las hoy conocidas fuerzas de la Naturaleza estaban representadas en simbólicas divinidades, que para las gentes eran entonces entidades tan antropomórficas como para el vulgo lo es el único Dios.

*        *        *

Nosotros pensamos que la religión comienza cuando se ha empezado a comprender.

*        *        *

La renuncia a los sentidos y a los deseos es la única forma de liberarse del dolor. Si quieres ser espiritual, debes renunciar.

*        *        *

Si la India ha de prosperar se ha de alimentar a los pobres, se ha de extender la educación y se ha de erradicar a los sacerdotes.

*        *        *

No es posible que de la nada salga algo. Todo es desde la eternidad, sin principio ni fin en cuanto a esencia, pero con principio y fin en cuanto a forma y existencia.

*        *        *

También el cuerpo sutil tiene su proceso de vigor y decadencia mientras está unido al físico, pues vemos que en la vejez se debilitan las facultades intelectuales, aunque no por sí mismas, sino porque se han debilitado sus instrumentos físicos de manifestación y expresión; pero el ego no se debilita ni decae, ya que es inmortal.

*        *        *

Aprende a ayudar sin complacer ni sentir que hay desdicha alguna. Aprende a ser el mismo para el amigo como para el enemigo y, cuando puedas hacer esto y no tengas ya deseo alguno, habrás alcanzado la meta.

*        *        *

Sólo adora a Dios aquel que sirve a todos los seres.

*        *        *

La imaginación impura es tan mala como la acción impura. El deseo dominado conduce a los resultados más altos. Transformad la energía sexual en energía espiritual, pero no seáis afeminados porque eso sería desperdiciar vuestro poder. Cuando mayor es esa fuerza, tanto más se puede hacer con ella. Sólo una poderosa corriente de agua puede hacer minería hidráulica.

*        *        *

El tiempo, el espacio y la causalidad son como el cristal a través de cual se puede ver el Absoluto. En el Absoluto no existe ni el tiempo ni el espacio ni la causalidad.

*        *        *

El tiempo, que todo lo traga, llega y todas las cosas tienen que desaparecer. ¿Por qué tratar de mejorar el mundo, de pintar la mariposa? Todo tiene su fin. No seáis como insignificantes ratas blancas en la jaula giratoria, siempre trabajando sin conseguir nada. Todo deseo lleva entremezclado algún mal, lo mismo si es bueno como si es malo. Es como el perro que salta por alcanzar un pedazo de carne que siempre queda fuera de su alcance y muere finalmente como un perro. No seáis así; arrancaos todo deseo.

*        *        *

Si los ingleses nos dieran todo el poder, alguien lo tomaría y lo emplearía igual. Los esclavos desean el poder de hacer esclavos.

*        *        *

Estoy orgulloso de pertenecer a una religión que ha enseñado al mundo la tolerancia y la aceptación universal.

*        *        *

Ninguna civilización puede crecer si no elimina el fanatismo, el derramamiento de sangre y la brutalidad. Ninguna civilización puede levantar la cabeza con orgullo si no es capaz de respetar las convicciones religiosas de las otras.

*        *        *

Todo lo que está compuesto se ha de descomponer algún día y todo lo que en el universo es el resultado de la combinación de fuerza y materia ha de desintegrarse en sus elementos, que son el akasha o materia primordial y la prana o energía universal.

*        *        *

En el universo no se aniquila ni un átomo de materia ni un ergo de energía. Se transmutan, pero se conservan. Por lo tanto, el hombre perfecto, el hombre divino, el hombre liberado, el hombre celeste estaba involucionado en el protoplasma que inició la evolución.

*        *        *

La diferencia entre debilidad y fuerza es sólo de grado. Todas las diferencias en este mundo lo son sólo de grado y no de clase, porque la unicidad es el secreto de todas las cosas.

*        *        *

El conjunto del universo es la Unidad física, mental, moral y espiritual.

*        *        *

Si conociéramos la constitución íntima y esencial de un grano de arena o la vida interna de una planta conoceríamos todo el universo.

*        *        *

En el mar no son las olas esencialmente diferentes de la masa total de agua, pues de su seno se levantan. Lo que las distingue es su forma a que le damos el nombre de ola. Al desvanecerse la ola pierde su forma y con ella el nombre inseparable de la forma; pero la esencia de la ola, el agua, retorna a la masa del mar de la que en realidad jamás se separó, puesto que es inseparable en esencia. Así el universo es la sola y única Existencia en que el nombre y la forma han establecido estas variadas diferencias.

*        *        *

Si miráis bajo la superficie, encontraréis esa Unidad entre hombre y hombre; entre razas y razas; alto, bajo; rico y pobre; dioses y hombres; hombres y animales. Si vais lo suficientemente hondo, veréis variaciones del Uno. Aquél que ha alcanzado este concepto de Unidad no tiene más ilusiones. ¿Qué puede engañarlo? Conoce la realidad de todo, el secreto de todo. ¿Dónde puede haber miseria para él? Ha seguido el rastro de la realidad de todo hasta el Señor, el Centro, la Unidad de todo, que es Eterna Existencia, Eterno Conocimiento, Eterna Dicha.

*        *        *

Tras esta innumerable variedad de formas desde el ínfimo átomo hasta el hombre perfecto, descubrimos la subyacente unidad.

*        *        *

Cuando aparece un universo tiene forma sutil, se va condensando gradualmente y al cabo de un incalculable período de tiempo se vuelve a sutilizar hasta que desaparece; y sobreviene entonces un período de descanso, después del cual surge un nuevo universo y se repite el ciclo.

*        *        *

El Advaitismo (Vedanta unicista) es la religión futura de la humanidad ilustrada.

*        *        *

Por último, aparece el monismo puro, el Advaitismo, la más hermosa flor de la filosofía y la religión que ha conocido el mundo, en el que el pensamiento humano llega a su máxima expresión y aun trasciende el misterio que parecía impenetrable.

*        *        *

Los advaitistas afirman que Dios es a la par la causa eficiente y material del universo.

*        *        *

El Advaitismo destrona a todos los dioses que forjaron la imaginación, el temor o la fantasía de las gentes ignorantes y ha colocado en su trono al Ser del hombre, al atman, más alto que los soles.

*        *        *

El monismo puro es demasiado abstruso para servir de religión a la mayoría de la humanidad y ni aun en India, donde durante tres mil años prevaleció entre los pensadores, ha podido difundirse entre las masas, pues verdaderamente es un sistema de difícil comprensión hasta para personas de talento, porque nos hemos acostumbrado a buscar extraño apoyo y deseamos una religión que se acomode a nuestro rutinario temperamento.

*        *        *

Los principios religiosos del Vedanta son inmutables. ¿Por qué? Porque se hallan construidos sobre los principios eternos que existen en el hombre y en la naturaleza.

*        *        *

Los hinduistas son vegetarianos, enemigos acérrimos de la vivisección y del sacrificio de animales, pues tienen por una de sus normas el respeto a todo ser viviente, aunque su punto de mira sobre el particular no es el mismo que el de los budistas.

 

Recopilados por Enrique Gallud Jardiel

 

El Instituto de Indología no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores en este portal de Internet.

Copyright © 2016 Instituo de Indología. Todos los derechos reservados.